Principales dificultades al aprender Inglés

Muchos de los estudiantes de inglés y de otros idiomas acaban abandonando el aprendizaje. Salvo excepciones, los motivos son siempre los mismos. En este artículo pretendemos analizar las principales causas por las que un estudiante abandona el aprendizaje de un idioma y trataremos de darte algunos consejos sobre cómo mantener tu constancia y tu ilusión por aprender a hablar inglés.

El principal desencadenante del abandono del estudio es la frustración. Si tomamos el diccionario, la frustración se define como ‘privar a alguien de lo que esperaba’ o ‘malograr un intento’. Pero la frustración puede tener varias causas. Veamos algunas de ellas.

LOGROS DEMASIADO ALTOS
Quizás hemos mencionado esto en algún artículo anterior. Aprender inglés es un proceso lento y gradual. Detente en esta frase y vuelve a leerla: Aprender inglés es un proceso lento y gradual. Si esperas resultados rápidos, aparecerá la frustración. Nuestra recomendación es que te pongas metas más próximas y alcanzables y disfrutes con los pequeños logros que obtengas. Recuerda que aprender inglés o cualquier otro idioma suele implicar también aprender a pensar de otro modo. La forma en que nos comunicamos e incluso pensamos está condicionada por nuestro idioma de nacimiento. La construcción gramatical, el orden de los términos, las expresiones típicas del idioma, los nuevos sonidos… Modificar el modo en que construimos nuestro pensamiento no puede ser un proceso de uno o dos días. Requiere meses e incluso años. Ten siempre logros realistas. Si estudias en nuestra academia de inglés en Málaga, habla con tu profesor para que él te indique si tu progreso es adecuado. Sigue sus consejos y recomendaciones para avanzar de manera constante y segura.

CONSTANCIA
Otra clave fundamental para aprender inglés: No te satures. No es necesario estudiar diariamente varias horas, pero sí es necesario ser constante. Observa tu disponibilidad y trata de compatibilizar el aprendizaje del idioma con tus actividades diarias o semanales. La constancia da los mejores frutos. En la medida de lo posible, trata de involucrar el idioma en tu vida diaria: Viendo series, traduciendo canciones, cambiando el idioma de tu móvil o tu PC… Convierte el aprendizaje del inglés en una constante en tu vida pero sin saturarte. En definitiva, busca tu propio ‘ritmo’ para aprender inglés.

FALTA DE COMPRENSIÓN
Por supuesto que no puedes entender un idioma en un par de meses. La comprensión del idioma también es gradual y mientras lo aprendes sólo entenderás frases simples y muy comunes. Con el tiempo, aprenderás más y comprenderás mejor. No dejes de oír la radio en inglés o ver películas y series para mejorar tu oído. Recuerda que estás escuchando sonidos y acentos nuevos. La comprensión será creciente si haces uso del consejo anterior: Sé constante. Sin prisas, pero sin pausas. Con el tiempo, descubrirás que en esa serie o esa canción que apenas entendías ahora comienzas a comprender palabras, frases cortas o expresiones. Ese es un claro indicativo de tu avance. Como siempre te recomendamos en Natives English School: Disfruta de tus pequeños logros.

MIEDO A CONVERSAR O EQUIVOCARSE
El miedo a equivocarse, a pronunciar mal, a no poder expresarnos, juega un papel importante a la hora de aprender otro idioma. ¡Incluso lo tenemos con nuestro propio idioma! En ese sentido, estar integrado en una academia de inglés puede ayudarte mucho porque serán tus propios compañeros quienes te estimulen para conversar. A ellos les ocurre lo mismo. También tienen miedo a equivocarse o pronunciar mal. ¿No tuviste miedo la primera vez que te lanzaste desde un trampolín? ¿Y la primera vez que conducías? ¿Y cuando aprendiste a montar en bicicleta? El miedo es saludable porque hace que estemos alerta y en tensión ante posibles peligros, pero debemos ser objetivos. No tener un buen acento o equivocarnos al hablar no es grave. Estamos aprendiendo y, como tantas veces en nuestra vida, aparecen los temores. Para esos casos, sólo hay una solución efectiva. Y es un consejo que te será útil para muchos otros entornos de tu vida: Aunque tengas miedo, hazlo igualmente. Lánzate! Una caída de la bicicleta puede acabar con un rasguño, pero un error en la pronunciación sólo acabará en unas risas. El miedo, en este caso, es una carga innecesaria. Y la mejor forma de hacerlo desaparecer es lanzándote desde el trampolín o subiendo la bici: Lánzate y habla. Si estudias en nuestra academia, harás de tus prácticas una experiencia divertida y estimulante.

FALTA DE ESTÍMULO
A veces, es una falta de estímulo propio, sobre todo si estudiamos por obligación. Si embargo, lo más habitual es que la falta de estímulo esté muy relacionada con el modo en que estudias, tus profesores y tu entorno académico. Te recomendamos que leas nuestro artículo ‘Cómo elegir una buena academia de inglés‘. Trata de rodearte de profesores que se involucren en tu progreso, que te guíen y te ayuden a salvar todos los obstáculos. Una de las cosas que más disfrutamos en nuestra academia de inglés es el ambiente estimulante que rodea al estudio. Son clases llenas de entusiasmo, de ganas de aprender y donde el progreso es una constante.

Aprender inglés o cualquier otro idioma debe ser una experiencia agradable, positiva y amena. Si necesitas una academia de ingles en Málaga, no olvides contactar con nosotros. Estaremos encantados de tenerte como alumno. Y… Sí! Definitivamente, hablarás inglés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú